Crema tostada a la naranja

En un cuenco, bata las yemas de huevo y el azúcar con varillas.

Parta la vaina de vainilla y raspe el interior para sacar las semillas. Vierta la nata en un cazo y añada la vaina y las semillas de vainilla y las ralladuras de naranja y limón. Deje que alcance el punto de ebullición y luego hierva a fuego lento durante 2-3 minutos. Resérvelo.

Vierta encima las yemas de huevo y el azúcar mientras bate vigorosamente para hacer las natillas.

Vierta las natillas filtrándolas con un colador fino en una jarra. Con un cucharón, retire con cuidado la espuma que haya podido formarse en la superficie.

Vierta las natillas en ramekines, cúbralos con papel de aluminio dejando un poco de holgura y colóquelos en la olla de cocción lenta Crock-Pot. Vierta con cuidado agua hirviendo de manera que cubra hasta la mitad de los ramekines y cocine a temperatura alta durante 1 hora para que cuaje.

Saque los ramekines y déjelos enfriar antes de refrigerarlos durante al menos 2 horas o hasta el día siguiente.

Espolvoree 1 cucharadita de azúcar Demerara sobre cada crema tostada, caramelícela debajo del grill o utilizando un soplete de cocina.

Combina muy bien con galletitas de mantequilla y un toque de ralladura de naranja como acompañamiento.

Tiempo de cocción

1 hora (alto)

personas

4-5

Ingredientes

  • 6 yemas de huevo
  • 75 g de azúcar extrafino
  • 600 ml de nata espesa
  • 1 vaina de vainilla
  • La ralladura de un limón
  • La ralladura de 3 naranjas
  • 4/5 cucharaditas de azúcar Demerara

Para servir

  • Minigalletas de mantequilla
  • Ralladura de naranja